TESTIMONIOS
logo
Register

Marta Viscarra

LA DIFERENCIA DE GENERACIONES, MONSEÑOR ROMERO: MEDIADOR DEL CONFLICTO INTERGENERACIONAL

Mi trabajo cristiano comenzó en la parroquia San Francisco de Asís, allá por los años 1976, en la comunidad habian diferentes grupos de reflexión, los grupos estaban separados, habían de hombres, de señoras, de jovenes, de niños, en colonias, etc. Mi participación se profundizó cuando el padre Octavio Ortíz Luna se ordenó y le dieron la parroquia a su cargo.

 

La década de los años 70 fue de bastante convulsión social y política y de mucha formación cristiana basada en la organización de las Comunidades Eclesiales de Base, sustentadas con los documentos del Vaticano II y de Medellin, con el método de Pablo Freire y de teólogos latinoamericanos ibamos ayudando a nuestra gente a VER, JUZGAR Y ACTUAR desde la luz del Evangelio, la actividad de los padres belgas en el sector de Zacamil fue una escuela para el padre Octavio y para todos los que íbamos siendo elegidos para coordinadores de los grupos de reflexión cristiana.

 

 

Por naturaleza, en la comunidad fue naciendo una confrontación entre los grupos de jóvenes y de personas adultas, que en su mayoria coordinaban el trabajo pastoral de la comunidad, los jóvenes criticaban a los adultos porque estos no se comprometian como ellos creian que debian hacerlo y los adultos acusaban a los jovenes de ser muy intrepidos y de exponer a la comunidad a la represión, pues algunos jovenes habian dado un paso más allá del compromiso cristiano y se habian enrolado en las organizaciones populares, todo esto mantenía una tensión al interior de la comunidad y dañaba la armonia general, el Padre Octavio, luego de varios esfuerzos vanos por tratar de lograr un entendimiento mutuo entre las partes, casi a finales de 1978, decidió junto con otros miembros del equipo pastoral invitar a Monseñor Romero para plantearle la situación y pedirle consejos. Todo el mundo que se sentía involucrado, estaba con un gran temor de pensar qué nos diría Monseñor? Nunca lo habíamos invitado y hoy le invitábamos para ponerle quejas y que nos “chamarriada” en fin todos a la defensiva, jóvenes y adultos echándonos responsabilidades e indirectas.

El padre Octavio invitó a los involucrados a la reunión que ya  Msr. Romero había aceptado participar, el padre expuso la situación y luego dio oportunidad a cada uno para intervenir y dar las razones de tales actitudes, todos, jóvenes y adultos nos sentíamos culpables, pero al mismo tiempo dueños de nuestra verdad,  Monseñor escuchó serenamente todo lo dicho, yo no le vi ninguna expresión de asombro ni de enojo cuando escuchaba cada cosa que decíamos, luego le llegó su turno y tal y como era su personalidad, muy despacio, con una voz muy suave, con unas expresiones de sus manos que se movían a la par de lo que iba exponiendo, muy claramente y de una manera didactica nos comenzó a  hablar de la trascendencia y de la inmanencia, palabras nuevas para todos y además muy teóricas!, comenzó explicandonos que cada uno de nosotros eramos importantes en la construcción del reino, que todas nuestras acciones iban más allá de lo que imaginábamos y que eso era importante pero que además eso era lo trascendente del cristiano y que lo que nos hacía hacer esas acciones era lo inmanente, lo que había dentro de nosotros, ese era el espíritu de Dios que llevamos al interior y que nos empuja para poder entregarnos a los demás, que el reino de Dios, era algo tan inmenso que todos teniamos que formar parte del trabajo a llevar a cabo para lograrlo, cada uno desde su inmanencia podía hacer cosas trascendentes para Dios y para la sociedad, desde nuestra opción y desde donde pudiéramos.

Y dijo: ”En todas partes cada uno de ustedes es importante, qué pasaría si todos se van de la comunidad a trabajar a otros sectores? el trabajo de la comunidad se perderia; asi mismo si nadie se va a confortar el trabajo del pueblo, entonces tambien habra problema, por lo tanto, la solucion es que, cada uno haga lo que siente que es su llamado trascendente cristiano y que no se complique pensando que los demas deben hacer lo mismo”. Todos nos  quedamos callados, viéndonos unos a otros, anonadados de escuchar al “viejito” que nos salió con algo que nadie esperaba! Así viejos y jóvenes, quedamos conformes con su consejo, cada uno haría lo que su corazón y su compromiso cristiano o político, le dictaba. Nos alegramos enormemente, porque no regañó a nadie, especialmente a los jovenes que creian que los iba a señalar por meterse en politica, pero no, nada de eso ocurrió, el padre Octavio más que contento, pues sabiamente había buscado apoyo en “su padre” y éste lo supo sacar de ese impasse que se estaba volviendo un real problema en la comunidad. Así nació nuestra simpatia y admiración por nuestro San Romero de América, por su sabiduría y por su entendimiento a la problemática de sus comunidades.

 Marta Viscarra

 Montréal, 5 de agosto de 2015

 Día de la Transfiguración de Jesús,

 Día del Patrono de la patria El Divino Salvador del Mundo.

 

ORACION  A  SAN  ROMERO  DE  AMERICA

 

 Marta Viscarra, marzo de 1998

 

Santo, Pastor y Profeta,

 San Oscar de los pobres,

de los campesinos, de los niños,

de las mujeres, de los hombres,

de todos los pueblos solidarios.

 

Gracias te damos, por ser la luz

que ilumina nuestras comunidades

en este difícil camino para ser justos,

para tratar de ser iguales.

 

Abríganos hoy y siempre

con tu palabra y con tu calor para la lucha.

 

No nos dejes perecer

en esta tormenta

publicitaria y consumista,

ni bajo la metralla,

del hambre y de la miseria,

en este mundo neoliberal que nos rodea.

 

Danos la alegría de verte resucitar

a cada momento que nos comprometemos

a luchar contra la oprobiosa  globalización

que nos acecha.

 

Haznos meditar y actuar a cada momento,

sobre el futuro de las nuevas generaciones.

 No nos dejes caer en el pesimismo,

en el conformismo, ni en la indiferencia.

 

Ayúdanos a verte vivo,

en cada hermana y hermano necesitado,

en cada lucha por la justicia,

a no olvidar a nuestros mártires,

a que los tengamos siempre presente,

en la voz y en el combate

por nuestro sustento diario.

 

Que tu valentía y tu santidad,

pueda alcanzarnos,

para serte fieles,

en nuestra caminata

 hacia ti y hacia el Padre .

 

Porque tenemos fe

que tú caminas junto

a nuestra comunidad,

y con Cristo nuestro Hermano

 nos dan el don precioso de la vida

y de la lucha por nuestra existencia,

Amén.

 

Si tu tienes algun testimonio que Monseñor Romero ha cambiado tu vida o realizado algun milagro, envianos tu testimonio para poder enriquecer esta sección a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


"Mi voz desaparecerá, pero mi palabra que es Cristo quedará en los corazones que lo hayan querido acoger"


(Homilía 17-12-78)

Escríbanos a : Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

S5 Box

Login

Register

You need to enable user registration from User Manager/Options in the backend of Joomla before this module will activate.