Legado
logo
Register

Legado

 

LEGADO ROMERIANO

 

Evangelio según San Juan, 10: 1-18

«En verdad les digo: El que no entra por la puerta en el corral de las ovejas,
sino que salta por algún otro lado, ése es un ladrón y un salteador. El que
entra por la puerta es el pastor de las ovejas. El cuidador le abre y las ovejas
escuchan su voz; llama por su nombre a cada una de sus ovejas y las saca
fuera. Cuando ha sacado todas sus ovejas, empieza a caminar delante de
ellas, y las ovejas lo siguen porque conocen su voz. A otro no lo seguirían,sino que huirían de él, porque no conocen la voz de los extraños.»

 

Jesús usó esta comparación, pero ellos no comprendieron lo que les quería decir. Jesús, pues, tomó de nuevo la palabra: En verdad les digo que yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que han venido eran ladrones y malhechores, y las ovejas no les hicieron caso. Yo soy la puerta: el que entre por mí estará a salvo; entrará y saldrá y encontrará alimento.

El ladrón sólo viene a robar, matar y destruir, mientras que yo he venido para que tengan vida y la tengan en plenitud.

Yo soy el Buen Pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas. No así el asalariado, que no es el pastor ni las ovejas son suyas. Cuando ve venir al lobo, huye abandonando las ovejas, y el lobo las agarra y las dispersa. A él sólo le interesa su salario y no le importan nada las ovejas.

Yo soy el Buen Pastor y conozco los míos como los míos me conocen a mí, lo mismo que el Padre me conoce a mí y yo conozco al Padre. Y yo doy mi vida por las ovejas.

Tengo otras ovejas que no son de este corral. A esas también las llevaré;
escucharán mi voz, y habrá un solo rebaño con un solo pastor.
El Padre me ama porque yo doy mi vida para retomarla de nuevo. Nadie me la quita, sino que yo mismo la entrego. En mis manos está el entregarla y el recobrarla: éste es el mandato que recibí de mi Padre.»

 

El Papa Francisco ROMA Ciudad del Vaticano 28 de marzo, 2013 .
En su primera misa crismal como obispo de Roma, que presidió este Jueves Santo en la Basílica de San Pedro, el Papa Francisco sorprendió con un fuerte y vibrante llamado a los sacerdotes a no ser simples gestores, intermediarios "tristes", sino a ser pastores con "olor a oveja", en medio de su rebaño.

"El sacerdote que sale poco de sí, que unge poco no digo «nada» porque nuestra gente nos roba la unción, gracias a Dios se pierde lo mejor de nuestro pueblo, eso que es capaz de activar lo más hondo de su corazón presbiteral", dijo el primer Papa argentino en su primera homilía en la Basílica de San Pedro ante cardenales, obispos, arzobispos,1600 sacerdotes y cientos de fieles de todo el mundo.

 

papa


"El que no sale de sí, en vez de mediador, se va convirtiendo poco a poco en intermediario, en gestor. Todos conocemos la diferencia: el intermediario y el gestor «ya tienen su paga», y puesto que no ponen en juego la propia piel ni el corazón, tampoco reciben un agradecimiento afectuoso que nace del corazón", dijo. "De aquí proviene precisamente la insatisfacción de algunos, que terminan tristes y convertidos en una especie de coleccionistas de antigüedades o bien de novedades, en vez de ser pastores con «olor a oveja», pastores en medio de su rebaño, y pescadores de hombres". "Les pido que tengan olor a oveja, que se sienta", exhortó.

Francisco volvió a hablar de la necesidad urgente de que la Iglesia salga de sí misma, hacia la periferia. "Hay que salir a experimentar nuestra unción, su poder y su eficacia redentora: en las «periferias» donde hay sufrimiento, hay sangre derramada, ceguera que desea ver, donde hay cautivos de tantos malos patrones", dijo. "No es precisamente en auto experiencias ni en introspecciones reiteradas que vamos a encontrar al Señor: los cursos de autoayuda en la vida pueden ser útiles, pero vivir pasando de un curso a otro, de método en método, lleva a hacernos pelagianos, a minimizar el poder de la gracia que se activa y crece en la medida en que salimos con fe a darnos y a dar el Evangelio a los demás; a dar la poca unción que tengamos a los que no tienen nada de nada", agregó.

REFLEXIÓN ROMERIANA
El legado de Monseñor Romero se puede resumir en un frase tan sencilla como ejemplar: Fue un Buen Pastor.
Atendió las exhortaciones que hizo Jesús en el evangelio de San Juan hace dos mil años, y se adelantó al Papa Francisco por treinta y cinco.
Estuvo al frente de su rebaño, guiando el camino. Estuvo en medio del rebaño, reconociendo a cada una de sus ovejas y dejando que estas lo conocieran de cerca. Estuvo al final del rebaño, animándole a caminar, a seguir el camino, a que reconocieran su voz.
Cuando lo mataron, tenìa solo tres cortos años de ser ArzobispoPastor; Aùn asì, el olor a oveja era inconfundible. Al escuchar el tiro, su rebaño se ofusco, pero nunca se perdió; el camino que el Pastor le había marcado estaba nítido y por él se guiaron y se guían hoy sus ovejas, las ovejas de Jesús.

El propio Monseñor Romero asì entendìa su funciòn de obispo:


“ Soy simplemente el pastor, el hermano, el amigo de este pueblo” . ( VIII, p.129 )

 

voluntariado3

 

Cuenta el teólogo Jesuita, Martín Maier:
“En una parroquia remota, antes de su viaje episcopal a Puebla, los vecinos realizaron una colecta para participar asì en los gastos. A Romero se lo trataba como a un miembro de la familia”. (Monseñor Romero: Maestro de Espiritualidad, p. 134 )

¿Qué más pastor se puede ser? Y como buen pastor que era, Monseñor Romero escuchaba a sus ovejas, al pueblo sacrificado. De estos encuentros, surgen muchas de las frases que hoy vemos estampadas en camisetas, marcadores, banners y recuerdos y que son reflejo de su estar con el pueblo:

“ El pueblo es mi profeta ” ( VII, p. 56 )
“ Yo tengo que escucharlo que dice el Espìritu por medio de su pueblo ”.( VII, p.299 )
“ El obispo siempre tiene mucho que aprender de su pueblo ”. (VII, p.242)
“ Con este pueblo, no cuesta ser un BUEN PASTOR.

Es un pueblo que empuja a su servicio a quienes hemos sido llamados para defender sus derechos y para ser su voz ”. ( VII, p. 444 ) Monseñor Romero comprendió casi desde el inicio de su arzobispado que era portador de la palabra de Dios. Así lo describe el teólogo Jesuita, Jon Sobrino:

“ ...Con él, Dios habló en El Salvador y proclamó en medio de un pueblo oprimido y esperanzado, su palabra de protesta y de denuncia, su silencio también, ante tanta abominación; pero en definitiva, proclamó su palabra de promesa, de justicia, de defensa y consuelo para los oprimidos.” (Monseñor Romero, p. 173)

Al ir constatando en carne propia las consecuencias de una represión salvaje contra el pueblo más humilde, Monseñor Romero se hizo micrófono de estos.
No se cansó durante sus 3 años de Arzobispo de San Salvador, de describir continuamente lo que, como un buen pastor, le tocaba denunciar:

“ A mi me toca ir recogiendo atropellos y cadáveres”. ( 19 de junio,1977)

“No me cansaré de denunciar el atropello por capturas arbitrarias, por desaparecimientos, por torturas” (24 de junio, 1979)

“Se sigue masacrando al sector organizado de nuestro pueblo solo por el hecho de salir ordenadamente a la calle para pedir justicia y
libertad” ( 27 de enero, 1980 )

Nuestro Buen Pastor, Profeta, Mártir y Beato, nuestro Monseñor Romero, consciente de la fuerza de la voz del pueblo lo que es decir, la voz de la Iglesia se regocijaba en ella. Amaba a su pueblo y está claro que se dejaba querer por él.

Por eso no es de extrañar que haya dicho las siguientes palabras, haciendo uso de todo lo que tenía a la mano, y sabiendo también que este “todo”, era nada...“ Si alguna vez nos quitaran la radio, nos suspendieran el periódico,no nos dejasen hablar, nos mataran a todos los sacerdotes y al obispo también, y quedaran Uds, un pueblo sin sacerdotes, cada uno de Uds tiene que ser un micrófono de Dios, cada uno de Uds tiene que ser un mensajero, un profeta.

Siempre existirá la Iglesia mientras haya un bautizado!

Así, todos los que nos consideramos Pueblo de Dios, Seguidores de Monseñor Romero, o simplemente buenas personas con el prójimo, sabemos que estamos llamados a ser pastores con “olor a oveja” y “micrófonos de la Palabra de Dios”.

Monseñor Romero nos ha dejado el ejemplo de ambos papeles también. De otros pero todo se resume en la Vida y el Martirio de nuestro Buen Pastor, el Beato Monseñor Romero. El es el ejemplo a seguir. Ese es su legado.

Escríbanos a : Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

S5 Box

Login

Register

You need to enable user registration from User Manager/Options in the backend of Joomla before this module will activate.